Low-code: por qué es la llave de agilidad y flexibilidad en la nueva normalidad

lowcode

Para responder a las necesidades y exigencias de los clientes que hoy demandan experiencias óptimas y a medida, las compañías necesitan innovar, adaptarse rápidamente a los cambios y tener la capacidad de personalizar las propuestas y los flujos de trabajo comerciales.

Para ello necesitan desarrollar una “musculatura de IT” ágil y flexible, que brinde soporte al negocio con dinamismo y versatilidad. Más en un contexto como el que plantea la epidemia de coronavirus, en el que los trabajadores remotos necesitan encontrar nuevas formas de interactuar con sus clientes y equipos.

Al permitir la creación de aplicaciones empresariales a un ritmo veloz, las plataformas low-code brindan respuestas ideales a este momento de interrupción en los negocios.

Estas herramientas habilitan el cambio continuo, empoderan a los equipos y hacen posible que las empresas se muevan rápidamente para responder a las necesidades comerciales cambiantes.

Una plataforma low-code reduce los tiempos requeridos para desarrollar, lanzar, modificar y personalizar aplicaciones gracias a sus plantillas preconfiguradas, sus herramientas de arrastrar y soltar, sus capacidades de colaboración en equipo y su enfoque basado en API.

Un estudio indicó que el mercado de plataformas low-code está avanzando hacia una revolución digital y proyectó que crecerá de U$S 13,2 mil millones en 2020 a U$S 45,5 mil millones para 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 28% para el período en cuestión.

IT bajo presión

Hay que tener en cuenta que en la actualidad los equipos de IT están tensionados por la necesidad de administrar entornos de TI complejos y prestar servicios a líneas de negocios, desarrolladores, seguridad y múltiples trabajadores remotos.

En tal escenario una plataforma low-code es música para los oídos de los CIOs: al no exigir habilidades de codificación de nicho y hacer posible que cierto perfil de usuario empresarial se transforme en creador de software y de aplicaciones personalizadas (es decir, que pueda hacer aportes como low-code web app creator), este tipo de herramientas habilitan a los equipos de desarrollo a concentrarse en las iniciativas de transformación más complejas que requieren habilidades especializadas.

Las herramientas de bajo código alivian la demanda de desarrolladores expertos gracias al uso de interfaces visuales (típicas del low-code development) para organizar los componentes lógicos y de datos.

Además permiten que los usuarios obtengan rápidamente los datos que necesitan para resolver problemas comerciales e innovar para satisfacer mejor las necesidades de los clientes.

Por otra parte, al facilitar la creación de software mediante el “desarrollo ciudadano”, las plataformas de bajo código también ayudan a sumar las perspectivas e ideas de profesionales de múltiples orígenes, lo que enriquece las soluciones y optimiza el clima laboral.

Si bien las plataformas low-code no garantizan la automatización de extremo a extremo de ningún flujo de proceso, en cambio conectan muy bien las actividades subyacentes. Por lo tanto ofrecen flexibilidad para automatizar actividades con capacidades avanzadas.

En efecto: en nuestros días las plataformas low-code ya no son meras herramientas de flujo de trabajo: con los años evolucionaron y hoy son soluciones digitales de vanguardia que pueden organizar múltiples tecnologías subyacentes como inteligencia artificial y RPA (robotic process automation).

Y algunas de estas plataformas incluso permiten que los usuarios creen fácilmente interfaces de usuario, chatbots y soluciones de movilidad para que las empresas lleguen a los clientes con mayor rapidez.

Ahora bien, en el actual marco en que las empresas están luchando por la supervivencia, no hay espacio para programas de transformación a gran escala que traigan resultados en plazos largos.

Por lo tanto hoy la adopción de la automatización de bajo código es un habilitador digital clave. Y por ello las plataformas low-code están ganando un protagonismo cada vez mayor.

 

Más información: Contactanos