Remote developers: cultura laboral orientada a resultados

remote developer

En el campo de las tecnologías de la información la alternativa del trabajo remoto –con su condimento de horarios flexibles- ya viene transformando el concepto de lo que es un lugar de trabajo. Y esto incluso bastante antes de que la pandemia de Covid-19 impusiera nuevas normalidades derivadas de la necesidad del distanciamiento social.

Desde hace unos años las organizaciones que se abren a contratar desarrolladores remotos acceden a un grupo de talentos más grande y con tasas de rotación más bajas, ya que al estar más satisfechos con la modalidad estos trabajadores evidencian una mayor lealtad.

Las investigaciones confirmaron que muchos empleados trabajan más eficientemente cuando pueden desempeñarse en entornos de su elección. La percepción es que “los codificadores e ingenieros que son contratados de forma remota están haciendo que el desarrollo de software sea más innovador, más productivo y están más comprometidos en ayudar a sus empresas a crecer”.

El trabajo remoto se basa en la cultura laboral orientada a los resultados: de acuerdo al caso y los acuerdos específicos, el creador de software y el encargado del desarrollo de apps mobile iOS o Android, o bien de app web, puede no tener un horario de trabajo exacto. Pero la misma flexibilidad de poder trabajar cuando y donde quiera lo motiva para completar la tarea a tiempo y con una calidad superior.

Nueva normalidad

Un estudio de 2019 evidenció que el trabajo remoto “es la nueva normalidad para los desarrolladores”. En efecto: el año pasado el 86% ya trabajaba de forma remota en alguna capacidad; y un tercio se desempeñaba desde su casa a tiempo completo. El trabajo a distancia no solamente es algo que estos especialistas en programación de apps o de aplicaciones híbridas prefieren, sino que se lo demandan cada vez más a sus empleadores: el 43% dijo que la capacidad de trabajar de forma remota es “imprescindible” al considerar una oferta con una empresa.

Por otro lado, la encuesta antedicha detectó que el 71% de los desarrolladores que trabajan a distancia dijo sentirse conectado a la comunidad de su empresa. De cualquier forma, el hecho de que un 29% haya indicado que se siente excluido de las conversaciones del equipo fuera de línea, o no se siente integrado en la cultura de la empresa, señala que todavía hay un camino por recorrer.

En efecto: la comunicación es crítica para involucrar a los trabajadores remotos. Y los datos antedichos indican que los empleadores deben ajustar la forma en que involucran a los desarrolladores que trabajan a distancia. Para ello los mismos desarrolladores prefieren herramientas como software de colaboración, mensajería instantánea, correo electrónico, mensajes de texto y videollamadas.

Según la misma investigación, el 76% de los desarrolladores consultados esperaba que el hecho de trabajar de forma remota mejorará el equilibrio entre el trabajo y su vida; no obstante, muchos informaron que trabajan más horas y, en última instancia, calificaron su situación como apenas un poco mejor que la de los trabajadores en la oficina.

Compromiso intacto

Elegir desarrolladores remotos no implica que se reduzca el compromiso ni con el proyecto, ni con la organización. Por la vía del staff augmentation, por ejemplo, se pueden contratar desarrolladores dedicados para un proyecto y una empresa en particular, lo que colaborará con el soporte del producto, además del desarrollo propiamente dicho.

Ventajas

Así las cosas, entre las ventajas de contratar desarrolladores remotos deben destacarse las siguientes:

  • Disponibilidad: los desarrolladores remotos ofrecen flexibilidad y están disponibles para responder a los requerimientos cuando haga falta.
  • Seguridad: el trabajo de los desarrolladores remotos se rige por acuerdos de confidencialidad.
  • Talento adecuado: al abrirse a contratar desarrolladores remotos se expande el grupo de talentos potenciales de manera significativa. Su empresa podrá reclutar desarrolladores de cualquier parte del mundo.
  • Sumar experiencia: es común que los desarrolladores remotos tengan antecedentes en otros proyectos similares al de su empresa.
  • Productividad: los estudios revelan que “la productividad autoevaluada de los desarrolladores de software está más relacionada con la variedad de tareas y la capacidad de trabajar de forma remota”.
  • Menores costos de infraestructura: Su organización no tendrá que dedicar fondos a diseñar un lugar de trabajo físico atractivo para convocar y conservar el talento.

El modelo demostró ser ventajoso y rentable, y por ello hoy muchas empresas prefieren contratar servicios de desarrollo de software remoto. Naturalmente la contratación de talentos a través de una empresa de tercerización de personal confiable, que además tenga experiencia en el desarrollo de aplicaciones y en el asesoramiento para la modernización e implementación digital, siempre es un desafío. Pero tampoco es tan difícil evitar los riesgos.

Desde Accion Point apoyamos los proyectos de las organizaciones con equipos de desarrolladores remotos entrenados con las últimas tecnologías y con capacidad de adaptarse a diversos proyectos y culturas de trabajo.

Ahora su compañía también puede aprovechar los beneficios de acceder a desarrolladores remotos para potenciar sus proyectos tecnológicos y comerciales.

Más información: https://accionpoint.com/desarrollo-software-medida/
Contactanos: https://accionpoint.com/contacto/