Qué pueden hacer las organizaciones para obtener más valor de las plataformas low code.

low code

Las plataformas low-code están teniendo un impacto importante en la medida en que ayudan a las empresas a lanzar aplicaciones de software de manera más veloz, algo que hoy resulta central para poder innovar. Con la capacidad de lanzar productos más rápidamente “viene la capacidad de construir más y ofrecer al cliente un valor que hasta el momento no estaba planeado”.

Las organizaciones lo saben, al punto que un estudio de la consultora Forrester anticipó que low-code llegará a la corriente principal en 2021, con el 75% de las tiendas de desarrollo adoptando estas plataformas. El informe indica que este cambio se debe en parte al nuevo entorno de trabajo y las demandas de productos provocadas por la crisis de COVID-19, ya que «las empresas que adoptaron plataformas low-code, automatización de procesos digitales y gestión del trabajo colaborativo reaccionaron más rápido y de manera más eficaz que las empresas que se basan únicamente en el desarrollo tradicional». Y si bien los esfuerzos de modernización se desaceleraron durante la pandemia, revivir esos proyectos será decisivo para las empresas.

Entorno amigable

Las plataformas low-code ofrecen un entorno de desarrollo que se utiliza para la creación de software de aplicación a través de interfaces gráficas de usuario y configuración (en lugar de la programación informática tradicional codificada a mano). Al proporcionar un entorno de arrastrar y soltar y una lógica basada en modelos o plantillas, estas plataformas permiten que los profesionales de la tecnología y los negocios sin experiencia en codificación puedan colaborar (como web app creator o creador de low code app) en el desarrollo de aplicaciones, y reducir de este modo la presión sobre el personal de IT especializado. En el mismo sentido, al democratizar la posibilidad de encarar algunas etapas de los desarrollos, la plataformas low-code también colaboran para amortiguar la escasez de talento tecnológico.

Consideraciones básicas

Ahora bien, para tener éxito y poder extraer el mayor valor de estas plataformas, es conveniente tener en cuenta algunas cuestiones. Antes de elegir la plataforma low code es importante asegurarse de que tenga capacidad de integración y pueda manejar la aparición de nuevos enfoques de datos, aprendizaje automático, automatización, IA y otras innovaciones tecnológicas. Y también evaluar si ofrece versatilidad y flexibilidad para crear aplicaciones que se integren a la perfección y mejoren los objetivos de transformación de la organización.

Luego, se tratará de empezar poco a poco, y arrancar con las aplicaciones más sencillas (o incluso con las prediseñadas), de modo de asegurar que los primeros encuentros del personal con las plataforma low code resulten amigables, es una buena idea. También conviene involucrar al mayor número de personas en la tarea de desarrollo de aplicaciones -determinando claramente a qué datos podrán acceder-, comunicarles las bondades de la plataforma low code y sus capacidades e invertir en capacitación. Ahora bien: sumar a más desarrolladores “ciudadanos” no quiere decir que haya que dejar afuera a los expertos de IT. Por el contrario: hay que acercar los equipos de IT y de negocios para hacer que la organización sea más ágil y capaz de responder mejor al cambio. Por otra parte estas plataformas no deben implementarse como “IT en la sombra”, ya que de hecho sin la supervisión del área de tecnología “se corre el riesgo de generar silos o implementar aplicaciones en conflicto”.

Otro ítem importante es comprender cuáles son los límites de estas plataformas, porque de hecho son adecuadas para muchos casos de uso, pero no para todos. Además necesitará a los desarrolladores expertos para tareas como “administrar la implementación de la infraestructura, crear API de back-end, personalizar los proyectos y crear aplicaciones a escala”.

Otra recomendación es unirse a una comunidad asociada con la plataforma low code elegida, para compartir experiencias y buenas prácticas.

Casos de uso

No todos los sistemas dentro de la empresa son de misión crítica. Tampoco todas las aplicaciones necesitan ser “a prueba de balas” o venir con una gran cantidad de funciones; a veces, el software básico y funcional es suficiente para permitir que un equipo o departamento sea más productivo y ofrezca más valor. Por lo tanto las organizaciones “no necesitan perder el tiempo de sus equipos de desarrollo en aplicaciones de uso limitado; pueden encargarle a alguien que comprenda el negocio que cree esas aplicaciones en el entorno de código bajo”.

Si la organización “tiene una aplicación que normalmente necesitaría dos o tres desarrolladores, donde la lógica empresarial es bastante limitada y la aplicación solo se integrará con un puñado de otros sistemas”, probablemente esté en una zona segura para el low-code. Otros casos más complejos en cambio pueden quedar fuera del punto óptimo del low-code development.

El low-code ofrece ganancias rápidas y genera entornos de desarrollo amigables que habilitan a las empresas encarar los planes de innovación con mayor agilidad. El secreto es aprovechar sus importantes ventajas dentro de la esfera de proyectos en los cuales estas plataformas pueden asegurar respuestas seguras, sostenibles y exitosas. Desde Accion Point podemos ofrecerle asesoramiento y el acompañamiento necesario para distinguir claramente estos alcances. Y por supuesto facilitarle un GeneXus trial, training o capacitación y hasta un download desde el marketplace (Gx portal SaaS), donde además podrá obtener opiniones sobre esta reconocida plataforma de bajo código.

¿En su compañía están beneficiándose con agilidad que aportan las plataformas low-code?

¡Nos gustaría que cuente qué resultados obtuvo!