Akiro, una solución que favorece la adopción de DevOps.

Las organizaciones que desarrollan software necesitan reducir los tiempos de lanzamiento de sus productos, automatizar tareas repetitivas y minimizar los incidentes durante las implementaciones. DevOps viene justamente a resolver estas demandas con un conjunto de prácticas y herramientas que optimizan los ciclos de desarrollo, entrega y puesta en producción de sistemas, aplicaciones híbridas y app. Además esta metodología para la creación de software permite eliminar los silos entre las unidades de trabajo.

DevOps combina las actividades de desarrollo (Dev) con las de operaciones de IT (Ops) en un enfoque compartido y colaborativo que propicia que estas áreas participen juntas en todo el ciclo de vida del servicio, desde el diseño hasta el proceso de desarrollo y el soporte de producción. En efecto: el modelo DevOps alinea los esfuerzos de desarrollo, control de calidad y operaciones de TI con mayor comunicación y un flujo de trabajo más continuo. Su meta es permitir entregas consistentes con pasos definidos en cada fase, con las validaciones y la automatización necesarias siempre que resulte posible.

Unir personas, procesos y productos

Al facilitar la unión de personas, procesos y productos, DevOps permite la entrega continua de valor a los usuarios finales. Basándose en la iteracción y retroalimentación continuas, y en ciclos más cortos, esta técnica destinada a mejorar el trabajo a lo largo del ciclo de vida del desarrollo de software favorece una mayor velocidad tanto en la construcción de soluciones, como en el aseguramiento de la calidad y en la liberación e implementación, con índices de defectos más bajos y pruebas automatizadas. Además propicia un tiempo de comercialización de las soluciones también más veloz: al acortar el proceso desde la idea hasta el software en vivo, las organizaciones pueden capitalizar las oportunidades de mercado.
Los entornos DevOps suelen tener metodologías comunes que incluye herramientas de integración continua y también de entrega o implementación continua (CI/CD), con énfasis en la automatización de tareas y productos que respaldan la adopción de estas metodología -como sistemas de gestión de incidentes y supervisión en tiempo real, plataformas de colaboración, etc.-.
Por otra parte DevOps puede coexistir con el desarrollo de software ágil, por ejemplo, y con modelos de gestión de proyectos como Lean y otras estrategias.

Automatizar procesos

Hablando de soluciones que ayudan a adoptar DevOps y a automatizar procesos de las organizaciones de desarrollo de software –algo que está en el corazón mismo de la propuesta de DevOps, nuestra solución Akiro está específicamente diseñada para cumplir este rol. Este producto mejora la administración de aplicaciones desarrolladas en la plataforma de low-code GeneXus y permite modelar el proceso de desarrollo en su totalidad. Automatiza y coordina los procesos de desarrollo y propicia que la información llegue al usuario responsable.
Akiro es una herramienta que “crea un proceso formal y ordenado entre entornos, facilita que la información esté disponible en su totalidad en un solo lugar para gestionar proyectos y favorece el trabajo organizado y escalable” de los equipos de desarrollo de sistemas y apps multiplataforma.
Recientemente Akiro fue incorporada a Bantotal store en el marco de un acuerdo de Accion Point con esa compañía.

¿En su empresa de desarrollo de aplicaciones ya adoptaron DevOps? ¡Nos interesa que cuente cómo les fue?