Flexibilidad digital en el manejo del core bancario: una misión posible - Accion Point

Desde hace ya varios años las entidades bancarias ven amenazado su negocio por nuevos jugadores “big tech” y “fintech” que ganan participación en el mercado en base a su mayor flexibilidad  y agilidad operativa. Y, de hecho, atacaron  algunos de los segmentos más rentables de la cadena de valor.  

En este 2020 y los años por venir, la tecnología de servicios financieros debe “abrazar la interrupción”, en un contexto en que los disruptores impulsarán el nuevo modelo de negocio.

En un estudio reciente los encuestados de la industria dijeron que el 25% de su negocio, o más, podría estar en riesgo de perderse en manos de compañías independientes de fintech dentro de 5 años. Además las estimaciones plantean un escenario en el que la economía colaborativa se integrará en cada parte del sistema financiero, lo digital se convertirá en la corriente principal y la inteligencia del cliente será el predictor más importante del crecimiento de los ingresos.

Este contexto de transformaciones profundas, ¿cómo encuentra a las entidades financieras? Más allá de las limitaciones regulatorias, que por cierto ponen algunos límites a los esfuerzos de los bancos a la hora de enfrentar los desafíos de transformarse e innovar, muchas entidades cuentan con sistemas core antiguos y a esta altura ineficientes, elaborados en arquitecturas y tecnologías obsoletas -como el lenguaje común orientado a los negocios (COBOL) y los sistemas mainframe- que no permiten estar a tono con estos tiempos de la “economía de la experiencia”.

Columna vertebral

El core  bancario (o sistema de gestión bancaria) es la herramienta informática fundamental –algo así como la columna vertebral de los esquemas de IT de las entidades financieras- que procesa las transacciones bancarias y manejan los datos de la clientela. Por cumplir ese rol tan central, al core bancario se lo refiere como sistema de misión-crítica, e incluye el software de control bancario o de auditoría bancaria. Durante años la estrategia de los bancos fue actualizar o emparchar estas soluciones. Pero esto, lejos de agregar flexibilidad, incrementa la complejidad.

Hoy los clientes buscan un servicio omnicanal, personalizado y ágil. Y las entidades financieras necesitan herramientas centradas en ellos, que permitan comprender su comportamiento para adaptar la oferta a sus preferencias y necesidades. Con lo cual los sistemas de core bancario deben ser eficientes en términos de uso de recursos, ágiles para facilitar la adaptación a las nuevas tendencias del mercado y escalables para permitir crecer y facilitar la integración de las distintas tecnologías disruptivas que hoy hacen la diferencia tales como analítica, big data, y blockchain, entre otras. Además, tienen que  dar respuesta al marco regulatorio de manera dinámica, en función de los cambios que se produzcan.

Como se ve, en nuestros días los bancos deben adaptarse a necesidades cambiantes. Y en tal contexto la flexibilidad de la plataforma es clave, ya que permitirá que construyan las aplicaciones y desarrollen los servicios innovadores que necesiten en el momento oportuno.

No obstante, en muchos bancos se observa un alto nivel de heterogeneidad y complejidad a nivel de IT: soluciones personalizadas, sistemas satelitales y estructuras históricas. Esto hace que las expansiones o adaptaciones impliquen extensos cronogramas de implementación.

Muchas veces las plataformas de los bancos son de desarrollo propio o están tan personalizadas que ya no se parecen al producto original adquirido, lo que aumenta la complejidad en el mantenimiento. Por otra parte muchos de estos sistemas fueron construidos para digitalizar procesos en papel, que funcionaron en otro escenario: cuando había sucursales y sedes regionales.

Hora de simplificar

Claramente las entidades necesitan reducir la complejidad de este panorama. La infraestructura bancaria tradicional no permite  reaccionar lo suficientemente rápido como para aprovechar al máximo las oportunidades que presentan los  cambios. Lo ideal sería que los bancos pudieran adoptar nuevas plataformas bancarias core digitales, eficientes y flexibles. Pero estas migraciones muchas veces conllevan riesgos operativos, no siempre resultan exitosas y además la inversión tiene un ROI a largo plazo.

Gracias a los avances masivos en el software bancario, no obstante, “decidir modernizar el núcleo de un banco ya no es una opción binaria -no hacer nada o reemplazarlo por completo-. Los proveedores emergentes ahora están comenzando a ofrecer soluciones bancarias basadas en la nube de próxima generación y basadas en la configuración que pueden proporcionar una ruta alternativa y menos disruptiva para los bancos.

Estas plataformas de próxima generación permiten a los bancos innovar y abordar sus necesidades más apremiantes mientras continúan aprovechando su plataforma heredada para la mayoría de las funciones bancarias principales”.

Las herramientas de última generación se enfocan en brindar la flexibilidad que requieren los bancos hoy para adaptarse a un mercado cambiante y desafiante. Desde Accion Point promovemos el sistema para bancos Bantotal, una solución que se adapta a entidades financieras reguladas y permite incorporar innovaciones para clientes manteniendo un alto grado de seguridad y promoviendo la automatización bancaria. Actuamos como implementadores de la solución de software para bancos Bantotal, brindando  servicios en nuestra condición de  partners.

Desde lo tecnológico el equipo de Bantotal developers se esforzó por realizar un sistema multiplataforma, extensible y modular, en el que tanto el cliente como la contabilidad ocupan un lugar preponderante. Su  arquitectura es orientada a servicios (SOA), lo que brinda la flexibilidad necesaria para innovar a nivel de modelos de negocios y de productos y servicios. Además facilita las integraciones sin costos desmedidos y contempla desarrollos de banca móvil, billetera digital para un banco y canales digitales.

Transformar la columna vertebral de IT de los entidades financieras puede ser un movimiento bastante menos complejo y costoso de lo que muchas veces se cree. Es un proceso ineludible para que los bancos logren sintonizar con el nuevo escenario de los negocios. Con el socio estratégico adecuado, y la solución correcta, el cambio no tiene por qué ser conflictivo ni abismal.

Más información: https://accionpoint.com/software-bancario/

Contactanos: https://accionpoint.com/contactenos/